<>

Dejemos de Ser Escasos (Parte 1)

Categories: Estudios de la Palabra

Isaías 54:2. “Ensancha el sitio de tu tienda y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas, no seas escasa. Alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas”.

En Filipenses 4:11-12 leemos: “No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación, se vivir humildemente y se tener hambre, en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad”. Pablo está hablando que pasó escasez, pero también pasó momentos de abundancia, pasó momentos de estar saciado pero también de hambre, pero lejos de quejarse o atribuirle despropósitos a Dios o justificarse de decir: “qué difícil, Dios me abandonó en esta crisis, tengo hambre, estoy escaso“. Pablo sabía que era un entrenamiento para que aprendiera a contentarse cualquiera que fuera su condición. El hombre que logra vivir contento en la abundancia pero puede vivir también contento en la escasez, es un hombre que denota madurez.

Hay una palabra que a veces confundimos, es “contentarme” con “conformarme”. ¿Por qué Pablo entonces no se conformaba a una situación? Porque él se contentaba. Dios quiere que usted aprenda a nadar en cualquier faceta del río. Usted está metido en el río del Señor, en el evangelio, en esta vida. Pero el río aunque recorre la misma agua no siempre sus estados son iguales. Hay diferentes estados, rápidos, violentos; hay momentos de remolino, caída libre; está la catarata, pero también hay aguas de reposo, tranquilas. Pablo enseña que ha aprendido a contentarse en el remolino, caída libre; pero también cuando llega la estabilidad, la abundancia, el agua de reposo. El cristiano que no mete en el presupuesto de su vida espiritual el equilibrio, se puede frustrar pensando que solo hay un estado en el río. Hay varios estados pero es la misma agua que recorre el río. Lo que pasa es que cada estado, cada faceta le va a entrenar, le va a enseñar, tiene que aprender a vivir contento en cada etapa. Esa es la madurez.

Tome muy en cuenta que son estados, pero no son estados definitivos, son etapas transitorias, formativas, para enseñarnos. Dice la Palabra que la vida del justo es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto. Pr. 4:18 Bienaventurado el que habita en tu casa, perpetuamente te alabará, irá de fortaleza en fortaleza hasta ver a Dios en Sión. Sal. 84:4-7

1ª Pe. 1:6 dice “En lo cual vosotros os alegráis aunque ahora por un poco de tiempo si es necesario tengáis que ser afligidos en diversas pruebas”. Meta en el presupuesto de su vida en Cristo para que no se sorprenda cuando llegue el momento de escasez, porque si no le sorprende el momento de la escasez, menos le sorprenderá el momento de la abundancia. Porque sabe que el río tiene diversos estados, son etapas formativas donde Dios le está enseñando a crecer, a aprender, a depender de Él.

Dt. 8:1. “Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy para que viváis y seáis multiplicados, entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió a vuestros padres”. Una cosa es entrar y otra es poseer. Hay gente que ha entrado al evangelio pero no ha poseído lo que Dios ha dicho del evangelio, que legalmente le pertenece. El que está en Cristo y entró en la etapa del río que es un remolino, dice que esa prueba ya no la aguanta, entonces se acomodó y consiguió unos salvavidas flotadores acomodados para remolinos y se ambientó al remolino. Pero ya no aspira a las aguas de reposo porque cree que ese estado es el último. Poseer habla de conquistar, es ahí donde a veces fallamos por indolentes, en no hacer la Palabra, es ahí donde fallamos por incrédulos al no practicar los principios de la Palabra. Somos hijos de Dios y si hijos, herederos de Dios y coherederos con Cristo Jesús. Rom. 8:17.

Hay alguna área escasa en tu vida, tu oración, tu comunión. Hay escasez en tu hogar, en tu economía…¿que ha hecho falta?, reflexionar, tomar una decisión, volver al Señor

Author: ottonio@icloud.com

Leave a Reply