<>

El perdón, ¿Le has fallado alguna vez?

Categories: Estudios de la Palabra

Es la gracia otorgada al infractor, es remitirle culpa a alguien, es absolver de cargos al que ha fallado. No podemos hablar de perdón si no hay transgresión. Quiere decir que el “perdón” es como una carretera de dos vías, una donde se necesita otorgarlo y otra donde debemos buscarlo, una horizontal y otra vertical. Ejm. Vertical para con Dios y horizontal para con mi prójimo. (Marcos 11:25)
El agredido: Es la persona ofendida, traicionada, abusada, etc. Que ha sido víctima del agresor; el agredido se siente herido, molesto, frustrado, decepcionado, a menos que aplique el perdón al agresor será libre; se ha comprobado que una persona que no perdona es una persona que está atada y relegada a vivir insatisfecha. (leer Mateo 18:23-35 para comprender), una persona que no ha otorgado el perdón a alguien que le falló es infeliz, no puede escuchar el nombre o ver una escena del que le recuerde al transgresor, pues se recuerda con dolor, resentimiento, incluso odio.
Una pregunta para hacer. ¿Te han ofendido? ¿Ya perdonaste? Bueno el perdón es algo que nos manda el Señor a proporcionarlo, no es fácil perdonar, pero la clave es cuando se ha pedido perdón por alguna falta, en este caso hasta viene amor. Ejm. El que no perdona es porque no ha saboreado el perdón.
El agresor: Es el que ha infringido, el que ha traicionado, el que ha ofendido.
Reflexión: Una pregunta para hacer. ¿Le has fallado a alguien alguna vez? ¿Le has fallado a Dios? El sólo hecho de ser indiferente a su voz es ya una transgresión; el pecado nos aleja de Dios (Rom. 3:23) hoy es una buena ocasión para pedirle perdón a Dios (1ª. Juan 1:9), haz esta sencilla pero eficaz oración: “Señor fallé, me he alejado de ti, perdoname, direcciona mis pasos nuevamente hacia ti, aceptame, Gracias Señor.

Author: ottonio@icloud.com

Leave a Reply